Alimentación del bebé: Inducción a los sólidos

Generalmente los bebés pueden comenzar con la comida sólida en forma de puré a partir de los cinco meses. Esto depende más que nada de lo que recomiende el pediatra respecto a las condiciones en que se encuentre el bebé.

Al iniciar la introducción de los alimentos, es recomendable darle a probar unas cuatro o cinco cucharadas, de un solo alimento durante tres o cuatro días, y ver si tiene alguna reacción a este. Si este alimento le hace daño, provocándole diarrea o algún tipo de reacción, entonces deberá suspenderse y después de varios días de haber probado otros alimentos, podrían volver a intentar con este.

Si por alguna razón al bebé no le gusta cierta fruta o vegetal, entonces puedes intentar combinarlo con el cereal de su preferencia, ya sea de arroz o avena.

Puede que al principio los bebés empujen hacia fuera la comida. Esto es normal, ya que aun no saben bien cómo deglutir los alimentos.

Primero se deberán dar los alimentos en forma de puré y cuando obtenga al menos 6 dientes, le podrás dar finamente picada la comida.

¿Qué puede y qué no puede comer mi bebé?

Lo que no se recomienda que coma el bebé durante el primer año es: pastas, huevo, pescado, fresas, piña, sandía, melón, guayabas, y cítricos como el limón, mandarina o naranja. La miel pura de abeja tampoco se recomienda por contener bacterias.

Tampoco es muy recomendable darle azúcar, ya que a pesar de que apenas le están brotando los “dientes de leche”, a la larga podría provocarle graves picaduras a su dentadura.

No se le debe dar sal adicional con sus alimentos, debido a que el bebé ya está consumiendo suficiente sal en su dieta, ya que la leche materna contiene sal al igual que los demás alimentos ya se les ha agregado sal al cocinarse. Si se le da demasiada sal al bebé, podría provocarle problemas en sus riñones.

¿Qué dieta deberá llevar mi bebé?

A partir de los cinco meses, se recomienda ofrecerle puré de verduras y frutas como por ejemplo: papa, zanahoria, chayotes, chícharos, calabacitas, plátano, manzana, papaya, ciruela pasa, pera. También se recomienda el cereal de avena y de arroz, y los jugos de pera y manzana.

A partir de los siete meses, se le puede dar todo lo anterior, mas aparte puré de: carne de res, ternera o pollo, espinacas, camote, frijol, habas, lentejas, acelgas, uvas y mango. También le puedes dar galletitas o pan.

A los nueve meses, ya le puedes ofrecer también: hígado de pollo o res, jamón y salchichas de pavo. Y a las verduras le puedes agregar brócoli, coliflor, jitomate y betabel.

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz