El parto en el agua

Cada vez más mujeres deciden dar a luz en el agua, ya que este método trae consigo bastantes puntos a favor lo cuales facilitan el trabajo de parto.

También se ha comprobado que el uso agua caliente durante el parto es benéfico ya que ayuda a disminuir el dolor y favorece la dilatación cervical. Esto se debe a que cuando entra la mamá a una bañera con agua caliente (de 37ºC aproximadamente), se reduce la producción de adenalina, la cual es culpable del endurecimiento del cuello del útero.

El agua caliente también sirve para que la mamá tenga los músculos más relajados durante el proceso del parto y tenga una respiración más tranquila. El ritmo y la intensidad de las contracciones puede disminuir pero la dilatación es más rápida gracias a este método.

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz