Embarazo

El embarazo es el período que transcurre entre la implantación del cigoto en el útero, hasta el momento del parto. El embarazo dura 40 semanas desde el primer día de la última menstruación o 38 desde la fecundación, aproximadamente unos 9 meses.

Un embarazo comienza cuando la implantación finaliza, que es cuando se adhiere el blastocito a la pared del útero, unos 5 o 6 días después de la fecundación, atravesando el endometrio uterino. El proceso de implantación termina cuando el epitelio se cierra y se completa la nidación, dando el comienzo al embarazo. Esto ocurre entre los días 12 a 16 tras la fecundación.

La etapa del embarazo es dividido en tres trimestres, siendo el primer trimestre, el de mayor riesgo de aborto espontáneo, y el tercero, el feto podría llegar a sobrevivir de ocurrir un parto prematuro, parto normal o cesárea.

Síntomas

Lo más probable es que no se sientan los síntomas del embarazo hasta que se haya retrasado el periodo, o hasta una o dos semanas después.

Retraso de la menstruación. Si el ciclo menstrual suele ser bastante regular y se retrasa el periodo, probablemente una prueba del embarazo resulte positiva.

Sensibilidad e hinchazón en los senos. Uno de los síntomas del embarazo es la hinchazón y sensibilidad en los senos provocada por el aumento en los niveles hormonales. Esta sensibilidad o dolor puede ser más notable de lo que se suele sentir antes de cada periodo. Al terminar el primer trimestre esta incomodidad disminuirá significativamente.

Cansancio, no se sabe a ciencia cierta el motivo de la fatiga del comienzo del embarazo, pero es posible que la somnolencia se deba al rápido aumento en los niveles de la hormona progesterona.

Náuseas o vómitos comenzarán aproximadamente un mes después de la fecundación. Pueden ocurrir a cualquier hora del día: mañana, tarde o noche. Cerca de la mitad de las mujeres que padecen de náuseas dejan de tener los síntomas al empezar el segundo trimestre. Un truco de las abuelas para controlar las náuseas es comer galleta salada o pan tostado, que ayuda al estomago a no sentir el malestar.

Pérdidas de sangre debido a la implantación del óvulo, aproximadamente 11 ó 12 días después de la fecundación, alrededor de la fecha en que se dará cuenta que se retrasó la menstruación. No se sabe cuál es el motivo de esta leve pérdida de sangre, se cree que podría ser el resultado de la implantación del óvulo fertilizado en el interior del útero. La cantidad de sangre es muy pequeña se notarán gotitas o manchas rojas, rosadas o de un color marrón rojizo y una duración de uno o dos días.

Aversión a ciertos olores, es normal que ciertos olores, perfumes y los aromas de algunas comidas desagraden y hasta provoquen náuseas. Esto podría ser uno de los efectos del rápido aumento en los niveles de estrógeno en el organismo. También se podrá notar que algunas comidas que antes se disfrutaba, ahora causan repulsión.

Ganas de orinar frecuentemente, después de la fecundación aumenta la cantidad de sangre y otros líquidos que circulan en el cuerpo, lo cual significa que los riñones están trabajando más, y los fluidos se acumulan en la vejiga. Los síntomas se pueden sentir después de la semana 6 del embarazo, y la sensación aumentara por el progreso del embarazo y crecimiento del bebe, ejerciendo mayor presión en la vejiga.

Hinchazón abdominal, debido a los cambios hormonales que ocurren al principio del embarazo podrían hacer sentir hinchazón. Por esta razón, la ropa puede apretar en la cintura desde muy temprano en el embarazo, aunque el útero aún esté muy pequeño.

Temperatura basal permanece elevada, si se anota la temperatura basal y ésta permanece elevada por 18 días seguidos, la probabilidad de un embarazo es alta.

Prueba de embarazo positiva, si se tiene la sospecha de embarazo, lo más recomendable es realizarse una prueba de embarazo, ya sea una prueba de laboratorio o casera, si es una prueba casera, lo conveniente es esperar a tener por lo menos una semana de retraso para evitar un falso negativo, ya que los niveles de hormona podrían estar bajos y no detectarla.

Para determinar la fecha probable del parto, se usa la fecha de la última menstruación, se le añade siete días y se le resta tres meses, dando la fecha probable de parto. Se estiman la edad gestacional mediante una ecografía. La mayoría de los nacimientos suceden entre la semana 37 y 42 después del día de la última menstruación.

Es importante que después de la confirmación de un embarazo, se consulte al médico, para darle seguimiento y vigilar que el bebe tenga un crecimiento normal, dado que en el embarazo se tienen que tener varios cuidados para que tanto la madre como el bebe estén saludables y el embarazo llegue a término.

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz