Octubre Mes Del Cáncer De Mama, Segunda Parte

En octubre se conmemora el mes Mundial de la Prevención en la lucha contra el Cáncer de Mama, con el propósito de concientizar a la mujer sobre la importancia del chequeo mamario y fundamentalmente, sobre el rol activo que cada paciente puede y debe jugar al respecto.

Diagnóstico

Algunas veces el cáncer de seno se encuentra después de que aparecen síntomas, pero muchas mujeres con cáncer de seno en etapa inicial no presentan síntomas. Por esta razón, es muy importante hacerse las pruebas de detección recomendadas antes de que surja cualquier síntoma.

Si se encuentra algo sospechoso durante el examen de detección o si se tiene cualquiera de los síntomas de cáncer de seno, el médico usará uno o más métodos para averiguar si la enfermedad está presente. Si se encuentra cáncer, se realizarán otras pruebas para determinar la etapa (extensión) del cáncer.

Smiley face

Si los síntomas y/o los resultados del examen físico sugieren la presencia de cáncer de seno, probablemente se realizarán más pruebas. Éstas pueden incluir estudios por imágenes, análisis de muestras de secreción del pezón, o realizar biopsias de las áreas sospechosas.

Los exámenes utilizados para diagnosticar y vigilar a los pacientes con cáncer de mama abarcan:

    • Mamografía para detectar cáncer de mama o ayudar a identificar la tumoración o protuberancia mamaria. es una radiografía del seno. Las mamografías de detección se usan para encontrar la enfermedad de los senos en mujeres que no presentan signos ni síntomas de un problema en los senos. Por lo general, en las mamografías de detección se toman dos radiografías tomadas de ángulos diferentes de cada seno.
    • Ecografía de las mamas para mostrar si la tumoración es sólida o está llena de líquido, y algunas veces puede ayudar a indicar la diferencia entre los tumores benignos y los cancerosos. También se puede emplear en alguien con un tumor del seno para examinar ganglios linfáticos agrandados que se encuentren debajo del brazo.
    • Resonancia magnética de las mamas para ayudar a identificar mejor la tumoración mamaria o evaluar un cambio anormal en una mamografía.
    • Estudios químicos de la sangre, procedimiento por el que se examina una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias que los órganos y tejidos del cuerpo liberan en esta. Una cantidad no habitual (mayor o menor que la normal) de una sustancia puede ser signo de enfermedad.
    • Tomografía computarizada para ver si el cáncer se ha diseminado por fuera de la mama.
  • Tomografía por emisión de positrones (TEP) para verificar si el cáncer se ha diseminado.
  • Examen de la secreción del pezón. Si se presenta secreción en el pezón, se puede colectar una muestra del líquido y observarlo con un microscopio para ver si contiene células cancerosas. La mayoría de los líquidos o secreciones del pezón no son cáncer. En general, si la secreción luce lechosa o de color verdoso claro, es muy poco probable que se trate de cáncer. Si la secreción es roja o café rojizo, lo cual sugiere que contiene sangre, es posible que se trate de un cáncer, aunque es más probable que se trate de una lesión, infección o de un tumor benigno.
  • Biopsia de mama: usando métodos como biopsia aspirativa, guiada por ecografía, estereotáctica o abierta.
  • Biopsia de ganglio linfático centinela para verificar si el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos.

Si el médico con estas pruebas diagnostica que hay presencia de cáncer de mama, hará más exámenes. Esto se denomina estadificación, con lo cual se verifica si el cáncer se ha propagado. La estadificación ayuda a guiar el tratamiento y control. Igualmente, da una idea de lo que puede esperar en el futuro.

Tratamiento

Las decisiones sobre cuál es el mejor tratamiento se toman de acuerdo con el resultado de otras pruebas. Las pruebas proveen información sobre los siguientes aspectos:

  • La rapidez con que crece el cáncer.
  • La probabilidad de que el cáncer se disemine por todo el cuerpo.
  • La eficacia de ciertos tratamientos.
  • La probabilidad de que el cáncer vuelva.

El tratamiento se basa en muchos factores, que incluyen:

  • El tipo y estadio del cáncer.
  • Si el cáncer es sensible o no a ciertas hormonas.
  • Si el cáncer produce en exceso o no un gen llamado HER2/neu.

Los tratamientos para el cáncer pueden abarcar:

  • Quimioterapia, que usa medicamentos para destruir las células cancerosas.
  • Radioterapia que se usa para destruir el tejido canceroso.
  • Cirugía para extirpar el tejido canceroso: una tumorectomía para extirpar la tumoración mamaria; una mastectomía para extirpar toda o parte de la mama y posiblemente las estructuras cercanas.

El tratamiento para el cáncer puede ser local o sistémico:

Los tratamientos locales involucran sólo el área de la enfermedad. La radiación y la cirugía son formas de este tipo de tratamiento. Son más efectivos cuando el cáncer no se ha diseminado por fuera de la mama.

Los tratamientos sistémicos afectan a todo el cuerpo. La quimioterapia y la hormonoterapia son tipos de tratamientos sistémicos.

La mayoría de las mujeres recibe una combinación de tratamientos. Para las mujeres con cáncer de mama en estadio o grado I, II o III, el objetivo principal es tratar el cáncer e impedir que reaparezca (curarlo). Para las mujeres con cáncer en estadio IV, el objetivo es mejorar los síntomas y ayudar a que las personas vivan más tiempo. En la mayoría de los casos, el cáncer de mama en estadio IV no se puede curar.

Estadio o grado 0 y carcinoma ductal in situ (CDIS): el tratamiento estándar es la tumorectomía más radiación o la mastectomía.

Estadio o grado I y II: el tratamiento estándar es la tumorectomía más radiación o la mastectomía con algún tipo de extirpación de ganglios linfáticos. Igualmente, se pueden recomendar la hormonoterapia, la quimioterapia y la terapia dirigida después de la cirugía.

Estadio o grado III: el tratamiento involucra cirugía posiblemente seguida de quimioterapia, hormonoterapia y otra terapia dirigida.

Estadio o grado IV: el tratamiento involucra cirugía, radiación, quimioterapia, hormonoterapia u otra terapia dirigida o una combinación de estos tratamientos.

Después del tratamiento, algunas mujeres deberán continuar tomando medicamentos por un tiempo. Todas las mujeres y deberán hacerse exámenes de sangre, mamografías y otros exámenes después del tratamiento.

Existe un alto grado de desinformación acerca de esta problemática que, no obstante, es la segunda causa de mortalidad femenina a nivel mundial. Está probado que cualquier anomalía detectada a tiempo tiene posibilidades concretas de ser erradicada, y por eso el propósito de este mes es instalar la idea de que un chequeo realizado a tiempo puede salvar una vida.

Smiley face

La prevención del cáncer consiste en las medidas que se toman para reducir la probabilidad de presentar esta enfermedad. Con la prevención del cáncer, se reduce el número de casos nuevos en un grupo o población. Se espera que esto reduzca el número de muertes causadas por el cáncer.

Es cierto que hay factores inevitables, como la predisposición genética, pero también hay mucho por hacer en materia de prevención: mantener una vida saludable, evitar el sobrepeso cuidando la alimentación y practicando ejercicio regularmente, realizar la mamografía con frecuencia anual y aprender el auto-examen mamario para hacerlo mensualmente, luego de cada menstruación, son las principales recomendaciones de los especialistas.

Aunque se puede lograr cierta reducción del riesgo mediante medidas de prevención, esas estrategias no pueden eliminar la mayoría de los cánceres de mama que se registran en los países de ingresos bajos y medios. Así pues, la detección precoz con vistas a mejorar el pronóstico y la supervivencia del cáncer de mama sigue siendo la piedra angular del control del cáncer.

Lo más importante es la prevención y detección temprana para poder curar el cáncer. Y por eso la autoexploración mensual de los senos sigue siendo de vital importancia.

Smiley face

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz